"Sin unos ideales éticos

"Sin unos ideales éticos, un periódico podrá ser divertido y tener éxito, pero no sólo perderá su espléndida posibilidad de ser un servicio público, sino que correrá el riesgo de convertirse en un verdadero peligro para la comunidad".
Joseph Pulitzer

jueves, 26 de septiembre de 2013

El karate como forma de vida

Damián Quintero es el actual campeón de Europa de karate,
en la modalidad de katas (individual y por equipos)

Su nombre no es tan conocido como el de otros deportistas españoles porque practica una disciplina deportiva que, según él mismo reconoce, “no es muy mediática”, pero Damián H. Quintero es, en el tatami, lo que Rafa Nadal en la pista de tenis o Iker Casillas bajo los palos.

A sus 29 años, lo ha ganado prácticamente todo y actualmente está el cuarto en el ranking de la Federación Internacional de KarateSu triunfo más reciente ha sido el campeonato de Europa de karate, tanto individual como por equipos, celebrado en Budapest. Una medalla más en su haber profesional que se la dedica a sus padres y al que ha sido su maestro durante más de 10 años: Miguel Ángel López Castellano. “La mitad del triunfo es suyo”, afirma con agradecimiento.

Porque este malagueño de adopción, originario de Buenos Aires (donde nació y vivió hasta los cinco años), de donde es toda su familia, ha llegado lejos gracias a su esfuerzo y sacrificio, a sus aptitudes como deportista, pero también gracias a una serie de personas que lo han acompañado, apoyado, enseñado y animado a lo largo de su trayectoria deportiva.

Además de sus progenitores, que fueron los que le “apuntaron” a karate cuando tenía tan solo seis años y que para él lo significan “todo”, dos maestros han marcado su carrera profesional. Lorenzo Marín Luna, el que le introdujo en el mundo del karate y que contribuyó a su formación inicial, y Miguel Ángel López, quien, como seleccionador nacional de katas (puesto que desempeñó durante 15 años), se “fijó” en Damián
desde el primer momento. “Era un diamante en bruto que había que pulir”, asegura el maestro López Castellano.
Damián durante un entrenamiento

La crisis del karate
Y el diamante comenzó a pulirse. De hecho, el mismo año que Miguel Ángel López “fichó” a Damián Quintero para el equipo nacional, el bonaerense, también con nacionalidad española, quedó campeón de Europa junior. Después han venido muchos más triunfos. La pena es que el karate no tenga más reconocimiento a nivel internacional, y así lo pone de manifiesto Damián Quintero. De hecho, esta disciplina deportiva que tantas alegrías le está proporcionando se ha quedado fuera de los Juegos Olímpicos del año 2020, mientras que otras artes marciales, como el Judo o el Taekwondo tienen la categoría de ‘olímpicas’ hace muchos años.

“Si el karate fuera Olímpico quizás ayudaría a tener más financiación”, explica Quintero. A él, este deporte no le está “costando dinero” porque, afortunadamente, ha ganado muchos campeonatos, pero ahora, con la crisis, “obtener una beca está complicadísimo y la Federación Española no nos envía a todas las competiciones que serían necesarias para mantener el nivel de competición”, asegura. Además, “como el karate no es deporte olímpico y tampoco es un deporte muy mediático, a los patrocinadores les cuesta poner dinero”, se lamenta.

Esfuerzo y sacrificio
Para Damián, los katas “son la base del karate”. A nivel de competición, este deporte está dividido en kumite (el combate propiamente dicho) y los katas. “Antes el combate era más duro –explica-, pero en la actualidad se han establecido muchas reglas que quizás hayan desvirtuado la esencia del karate”. Una esencia que él comenzó a probar desde muy joven. De hecho, dos años después de empezar a practicarlo, ya estaba participando en el Campeonato de España. Damián tenía entonces ocho años y, desde ese momento, “nunca he faltado a ningún campeonato”, dice con orgullo.

Le cuesta definirse como deportista, pero lo que tiene claro es que el karate le ha costado “mucho esfuerzo y sacrificio”. “En el deporte, como en muchos otros ámbitos de la vida, para conseguir algo tienes que dejar de lado muchas cosas”, comenta. Al preguntarle sobre lo que él ha dejado de lado, responde casi sin pensar: “Desde dejar de disfrutar con mi familia porque tenía que entrenar, o privarme de hacer muchos viajes y de salir con mis amigos”. Ha perdido muchas cosas, “pero ha merecido la pena”, sentencia. “Soy muy ‘cabezota’ cuando me marco un objetivo –añade- y no he parado hasta que lo he conseguido”.

Damián Quintero, Miguel Ángel López y Abel Lopez

Siete años 'frenado'
Pero no todo han sido alegrías en el ámbito deportivo. Damián reconoce que, tras sus primeros triunfos, tuvo una época, cuando tenía 20 años, “en la que le frenaron”, como recuerda el maestro Miguel Ángel López, quien define a Damián como una persona “muy sincera” a la que a veces tenía que aconsejar que “fuera prudente”. “Con 20 años –se queja Damián- pasé de ser campeón de España a no salir a ningún campeonato internacional”.

En su opinión, se juntaron varios factores que “entorpecieron” su carrera durante siete años: ¿Envidias? ¿Estaba llegando demasiado lejos para ser tan joven? Lo cierto es que el tiempo ha acabado dando la razón al actual campeón de Europa de katas, “aunque se me llegó a pasar por la cabeza dejarlo todo”, asegura.

España, de las mejores
Para llegar a lo más alto, Damián Quintero se pasa el año de campeonato en campeonato. Los oficiales son financiados por la Federación Española, pero los ‘no oficiales’ se los costea él. “Es necesario estar en ellos porque te mides con los que luego van a ser tus rivales en los campeonatos oficiales”, aclara. Normalmente suele ir a muchos de estos campeonatos con Pepe Carbonell y Fran Salazar, sus compañeros de selección, con los que ha ganado el Europeo por equipos.

Damián es ingeniero aeronáutico
“Francia, Italia y Turquía –explica- son los equipos más duros actualmente a nivel europeo; en el ámbito mundial, añadimos también a Japón y Egipto, y, por supuesto, España”. Con los karatekas de estos países se miden las fuerzas en todas las competiciones. Y, tanto los katas como el bunkai (la aplicación del kata), se los preparan ellos mismos.

Entrenamiento diario
Damián, que ha sabido conjugar su pasión por el karate con sus estudios, ya finalizados, de Ingeniería Aeronáutica, reside en la residencia ‘Joaquín Blume’ del Centro de Alto Rendimiento (CAR) del Consejo Superior de Deportes, en Madrid, y trabaja en la empresa Atos España, “en la que siempre me han facilitado mucho mi actividad deportiva, lo cual es de agradecer”, subraya.

En el CAR entrena dos días por semana con Ruth Jiménez, que fue compañera suya del equipo nacional, y otros tres en el gimnasio de Antonio Torres, presidente de la Federación Madrileña de Karate, con su maestro Miguel Ángel López. “Y cuando hay prevista una competición –añade-, también entreno los fines de semana”. Damián admite que es “muy exigente” consigo mismo.

En cuanto a su futuro en el mundo del karate, no descarta ser entrenador. Pero ahora sólo piensa en competir y en seguir ganando medallas de la mano de su maestro, López Castellano, con el que lleva más de 10 años entrenando. “Miguel es muy cariñoso, muy simpático, y le gustan las bromas, pero si hay que entrenar, se entrena, y cuando se pone serio, se acabaron las bromas”, dice cariñosamente. “Más de una vez me ha regañado”, afirma sonriendo.

“Miguel me ha aportado un salto de calidad inmenso, porque después de 15 años como seleccionador nacional tenía conocimientos de las técnicas que ‘se llevaban’ fuera de España… entrenar con él fue un salto tremendo para mí”, reconoce. “Para mí es el mejor entrenador que hay ahora mismo en España”, afirma tajantemente.

Con Miguel Ángel López
"Una forma de vida"
Miguel Ángel López Castellano, 7º Dan de karate, es el seleccionador de kumite (combate) de la Federación Madrileña de Karate (FMK), e imparte clases de esta disciplina deportiva en tres sitios diferentes: en el gimnasio que el presidente de la FMK, Antonio Torres, tiene en el madrileño barrio de Carabanchel; en un polideportivo del municipio madrileño de Leganés; y en la propia Federación Madrileña.

Actualmente tiene cerca de 500 alumnos, muchos de los cuales están obteniendo importantes triunfos para el karate español. Entre ellos, Ricardo Barbero, que continúa compitiendo, Javier Badás y Ruth Jiménez, que ya se han retirado de la competición, y Damián Quintero, al que López Castellano define como una persona “con unas cualidades innatas, físicas y de control, que le han ayudado a llegar lejos en el mundo del karate”.

López Castellano, de cuyo tatami han salido y continúan saliendo muchos campeones (durante nueve años, el equipo campeón de España de katas estuvo bajo su dirección), define el karate como “una forma de vida”. De hecho, él mismo confiesa que, nada más levantarse por las mañanas, su primera actividad del día consiste en hacer katas energéticos para sentirse bien.

Al contrario de lo que mucha gente piensa, “el karate no es para pegarte con nadie, no es para atacar; pero sí sirve para defenderte en su justa medida; es un método de defensa”, explica. “La pena –dice con resignación- es cuando sale alguno por ahí que hace karate, se mete en líos y nos pone la cara colorada a todo el mundo”. Pero eso ocurre en todos los ámbitos, y así lo reconoce Miguel Ángel López.

“Todos los katas, que son la columna vertebral del karate, comienzan con una defensa, y ahí se demuestra la no violencia del karate; además, hay un saludo, que se hace al principio y al final, con el que muestras un respeto al contrario y, por supuesto, al maestro; la base de todo es practicar, entrenar y dejar que el karate se te vaya metiendo dentro, porque es un veneno bueno”, concluye.

Con Abel López en un entrenamiento

Miguel Angel López: “Me he dejado la vida en lo que hago”

Su vinculación con el karate comenzó, “por casualidad”, cuando tenía 16 años, “que era la edad a la que, hace 40 años, se podía empezar a practicar” este arte marcial. “¡Incluso había que tener un certificado de penales!”, explica. “Pasé por la puerta de un gimnasio y decidí apuntarme, pero no tenía claro a qué, pero al escuchar la palabra maravillosa, Karate, lo tuve claro; y me encantó desde el primer día”.

Miguel Ángel López, el sensei
Al preguntarle si era un alumno aventajado, responde sin pensar: “Nunca lo fui”. De hecho, admite que sólo empezó a “destacar” cuando se hizo profesor. Competir, compitió, pero no puede evitar reírse al explicar cuáles eran sus resultados sobre el tatami: “¡Yo era un bacalao!”, dice riendo. Incluso admite que le suspendieron varias veces el examen de cinturón negro, hasta que se lo tomó realmente en serio. “Mi madre –recuerda, sonriendo de nuevo- me decía que lo que a mí me gustaba realmente era dirigir, y será por eso que entrenar ya se me dio mejor”.

Miguel Ángel López, que empezó a dar clase cuando todavía tenía el cinturón marrón de karate, fue, durante cuatro años, seleccionador de katas en la Federación Madrileña; posteriormente, seleccionador nacional, también de katas, durante 15 años. Luego las cosas se torcieron “y me echaron del cargo por apoyar al que siempre ha sido mi maestro, y lo sigue siendo”, dice sin tapujos. Se refiere al actual presidente de la Federación Madrileña, Antonio Torres.

En esos 15 años ganó, con su equipo, el Campeonato de Europa; casi todos los componentes del equipo estuvieron “a punto” de obtener la medalla de oro en diferentes campeonatos; y, tras verse “fuera” del equipo nacional, pronto comenzó a desempeñar el puesto que actualmente ocupa (en el que lleva nueve años). El equipo ha quedado durante siete años campeón de España, motivo que llena de orgullo al maestro López Castellano, quien, a modo de conclusión, afirma: “Me gusta lo que hago y me he dejado la vida en lo que hago”.

Damián ha sido siete veces campeón de España


Damián H. Quintero: Trayectoria deportiva


Palmarés Nacional:
• 7 veces campeón de España
• 1 x Campeón de la Copa de España
• 6 x Campeón de España Universitario

Palmarés Internacional:
• 4 veces Campeón de Europa (1 en categoría cadete; 2 en junior y 1 en categoría absoluta)
• 2 x Subcampeón de Europa en categoría absolouta
• 1 x Campeón de Europa Universitario
• 1 x Campeón Iberoamericano
• 1 x Campeón del Mundo Universitario
• 2 x Subcampeón del Mundo Universitario
• 1 x Campeón de Karate1 Premier League Dutch Open
• 2 x Campeón de Europa por Equipos
• 4 x Subcampeón de Europa por Equipos
• 1 x Tercero del Mundo


Damián Quintero, Abel López y Miguel Ángel López


Las claves del karate

Rei: Es el saludo, al compañero, al maestro, al rival… Es una señal de respeto.

Zanshin: Es la actitud y la atención. Si fueses a pelear, es el control que tienes antes del combate, durante y después.

Kime: Concentración de toda la fuerza, exterior (el golpe) e interior (la precisión con que lo haces y la sensación en el momento final), en el momento final, en un punto.

Kiai: Es el “grito de guerra”, que se puede dar, tanto cuando vas a combatir como para paralizar o disuadir al contrario. Es una terminación del Kime.

Katas: Son la base del karate, las técnicas fundamentales. Es la parte más tradicional del karate, la columna vertebral. Son las técnicas fundamentales. Hay katas energéticos, de velocidad (para desarrollar más físicamente), de respiración, etcétera.

Texto: M.Ángeles Moya
Fotos: Luis Rico Velasco

6 comentarios:

  1. Me encanta el reportaje, y sobre todo volver a ver a quien tanto me dio cuando podia practicar este deporte Miguel Angel Lopez.

    ResponderEliminar
  2. No es un deporte, es un Arte Marcial, que la gente no se confunda con la modalidad deportiva, que no todo es la competición en Karate

    ResponderEliminar
  3. Tomo nota, Jesús! Gracias por el comentario! Y gracias a ti también, Estrella!! No sabía que habías entrenado con Miguel Ángel López... Es una gran persona!

    ResponderEliminar
  4. Estupendo reportaje y un orgullo conocer a los protagonistas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Q buena gente Abel y Miguel. Q buenos recuerdos tengo de ellos. Un abrazo de polvorilla :)

    ResponderEliminar
  6. Otra vez campeon de europa por equipos, este tio es un monstruo

    ResponderEliminar