"Sin unos ideales éticos

"Sin unos ideales éticos, un periódico podrá ser divertido y tener éxito, pero no sólo perderá su espléndida posibilidad de ser un servicio público, sino que correrá el riesgo de convertirse en un verdadero peligro para la comunidad".
Joseph Pulitzer

domingo, 29 de marzo de 2015

De cómo la Selección Española de Karate hizo historia en el Europeo de Estambul

Pasada la resaca -o casi- del 50º Campeonato de Europa Senior de Karate que se celebró en Estambul, entre el 19 y el 22 de marzo, quiero hacer unas reflexiones sobre lo ocurrido y lo vivido esos intensos días. Ahora, con un poco más de calma, tras la euforia inicial, considero que es el momento de exteriorizar todas esas emociones que compartí con la Selección Absoluta de Karate en la ciudad turca durante el sábado y el domingo, los dos días en que se disputaban las finales del Europeo.

La Selección Española de Karate con los miembros del equipo técnico, presidentes de
federaciones provinciales y los árbitros españoles que participaron en el Europeo.
Era la primera vez que una servidora era testigo de una experiencia como la de Estambul, y tuve la suerte de que nuestros karatecas 'me regalaran' momentos históricos, porque sus tres medallas de oro y seis de bronce situaron a España en el primer puesto del medallero, y yo estuve allí, compartiéndolo con todos y cada uno ellos. 

Antonio Moreno (drcha.), presidente de la RFEK, y Javier Pineño, presidente de
la Federación castellano-manchega de karate, con la 'prueba' de que España había
quedado la primera en el medallero.
Todos, desde los karatecas que ganaron medalla, pasando por el equipo técnico, por los que no obtuvieron metales, por los presidentes de las Federaciones de Karate de Castilla La-Mancha, Javier Pineño, y del País Vasco, Javier Manceras, los árbitros españoles que acudieron al Campeonato... Todos ellos, con el presidente de la Real Federación Española de Karate (RFEK) y Deportes Asociados, Antonio Moreno Marqueño, me hicieron sentir una más de la 'gran familia del karate español'. 

De izqda. a drcha: Cristina Ferrer, Cristina Vizcaíno, una servidora, e Irene Colomar,
las karatecas que consiguieron los tres primeros bronces para España.
Y, como decía mi abuela, quien da cariño recibe cariño. Ellos me lo dieron a mí, y yo intenté dárselo a ellos de la mejor forma que sé: difundiendo desde Estambul todos sus éxitos, sus alegrías, sus lágrimas de emoción, su compañerismo... Era la única forma que tenía de mostrar a España, al mundo y a ellos mismos lo grandes que son.

De izqda. a drcha: Miguel Ángel López (seleccionador de katas y mi sensei), Damián
Quintero (compañero de tatami), la que suscribe, Pepe Carbonell y Fran Salazar.
Nada más comenzar las finales del sábado, nuestros karatecas comenzaron a 'regalarme' medallas. No, no es que me las entregaran físicamente (jajaja); es que, como profesional y como persona, para mí fue un auténtico orgullo y placer sentirme parte de ellos. Se abrazaban a mí, y yo a ellos, tras cada combate, después cada kata (¡o iba yo a abrazarme a ellos, lo mismo da!). Era mi primera vez y a veces no sabía cómo actuar con ellos (porque en la zona de la competición, y a pesar de traer más de un quebradero de cabeza a los compañeros de la organización, sí tenía claro por dónde tenía que moverme para, aunque no estaba 'muy permitido' que digamos, obtener la imagen deseada).

Si no me hubiera 'colado', esta imagen, aunque esté borrosa, no la habría fotografiado;
y, al fin y al cabo, valía la pena captar a Damián, Pepe y Fran celebrando su triunfo.
Cuando digo que no sabía cómo actuar es que, gracias a la ayuda de ellos, y a las indicaciones del equipo técnico, y especialmente de mi maestro, Miguel Ángel López, fui consciente de que antes de salir a competir no podía decirles ni 'mu'. Quizás os preguntaréis por qué, y yo, encantada, lo explico: era tal su grado de concentración y de abstracción de todo lo que había a su alrededor, que una sola palabra mía podría haberles distraído o, incluso, molestado. Nunca se deben 'romper' esos momentos previos de concentración.


Los que me conocen, los que me conocéis, sabéis que 'soy mucho de hablar' (aunque también sabéis que escucho cuando la situación lo requiere)... Pero no supuso para mí ningún esfuerzo permanecer callada, observándoles, mientras ellos hacían sus calentamientos y yo, al fin y al cabo, me limitaba a hacer mi trabajo: obtener alguna imagen, algún vídeo... que quedasen para el recuerdo. Y tuitear, eso sí, y mucho, porque en Estambul comprobé, por si tenía alguna duda, que sólo 'haciendo ruido' -es decir, difundiendo información- un hecho susceptible de convertirse en noticia... puede llegar a serlo.


Tuits, retuits, favoritos, reseñas en los periódicos... la 'bola' se iba haciendo cada vez mayor. Quizás el punto culmen llegó con la felicitación de Sus Majestades los Reyes. Y todos los que estábamos en Estambul vibrábamos con esos éxitos deportivos e informativos. Una servidora puso su grano de arena; pero fueron ellos, nuestros karatecas, los que convirtieron el sueño en realidad; ellos y todos los que fueron haciéndose eco de sus triunfos en los medios de comunicación y a través de la redes sociales.


Organismos oficiales como los perfiles en Twitter de la Federación de Karate (¡ya sabemos que hacemos un buen equipo, compañero!) o del Consejo Superior de Deportes difundían la información que llegaba desde la ciudad turca, donde España optaba, en las finales, a tres medallas de oro y seis de bronce. No era imposible conseguirlas todas, por la calidad física y técnica de nuestros karatecas, pero era un objetivo que, a priori, no se suponía alcanzable. ¡Pero lo fue! De hecho, Javier, presidente de la Federación de Karate de Castilla-La Mancha, y yo, bromeábamos con todos diciendo que éramos los únicos que habíamos ido por primera vez a una competición de estas características ¡y que les habíamos traído suerte!


Pero no, sin duda no fue la suerte lo que hizo que España se situase en el primer puesto del medallero; fue el trabajo, el sacrificio, el esfuerzo, y el alto nivel del equipo técnico y de nuestros karatecas lo que hizo posible el milagro. Es más, a los nueve metales conseguidos había que añadir uno más: el de los compañeros que no obtuvieron medalla y que, desde las gradas, unían sus voces para animar a los competidores españoles que se encontraban en el tatami. Desde abajo se escuchaban sus aplausos, sus palabras de aliento, su fuerza... Ésa fue la décima medalla: la de ellos y la de los familiares que acudieron a Estambul a animar a los suyos.

En la parte superior derecha, miembros de la Selección animando, durante el
combate, a Cristina Vizcaíno.
El primer bronce llegó con Cristina Vizcaíno; después, el de Irene Colomar. Los compañeros de los medios de comunicación ya comenzaban a hablar de estos metales. Seguidamente fue Cristina Ferrer la que subió de nuevo al tercer puesto del podio. Los abrazos entre ellas, cada vez que bajaban de tatami, y su seleccionador, Ángel Arenas, ya ponían el vello de punta. 

Irene Colomar con Ángel Arenas (izqda.) y Chema de Dios, tras ganar su combate.
También corrían a abrazarse a ellas Iván Leal, dos veces campeón del mundo individual en kumite y también por equipos; Chema de Dios, el director técnico de la RFEK; el presidente, Antonio Moreno Marqueño; una servidora y, por supuesto, el resto de compañeros y miembros del equipo técnico.

Cristina Ferrer tras recibir su medalla de bronce.
"Tres de tres", decíamos entonces. El sueño se estaba haciendo realidad... pero había algunos huesos duros de roer. Damián Quintero -campeón del mundo y de Europa en katas por equipos y, antes de Estambul, subcampeón de Europa individual- y Sandra Sánchez se tenían que enfrentar, en la final, a dos karatecas turcos, el país anfitrión. 

Sandra Sánchez y Damián Quintero, preparándose para la final ante la atenta
mirada del seleccionador, Miguel Ángel López.
También las chicas del equipo de katas, un equipo nuevo por el que había apostado el seleccionador, Miguel Ángel López, lo tenían difícil. Y luego estaba Manuel (Lolo) Rasero, que en otras competiciones había estado rozando la medalla pero, al final, se quedaba en las puertas.


En esos momentos había una sensación agridulce: alegría por los triunfos obtenidos, pero caras de concentración entre los que tenían que salir a competir... y los nervios de algunos, como servidora, que creían en el 'Impossible is nothing' -lema de la marca deportiva Nike-, pero parecía inalcanzable ganar todas las medallas a las que optaba la Selección Absoluta. Ese mismo día -sábado, 21 de marzo- por la tarde les tocaba el turno a Matías Gómez y Lolo Rasero (en kumite), y a Damián y a Sandra, que 'pelearían' por el oro contra los turcos.


En la zona de entrenamiento del pabellón, Matías y Lolo calentaban; Ángel Arenas no perdía detalle. Hubo un momento inolvidable en el que se acercó a Rasero, le miró fijamente a los ojos... y sólo ellos saben las palabras que el seleccionador dirigió al karateca extremeño. Es en esos momentos cuando una, que es muy sensible, se emociona y, como mera observadora, se da cuenta de la importancia que tienen las palabras en determinados momentos.

El seleccionador de kumite, Ángel Arenas, le dice las últimas palabras a Lolo
Rasero antes de salir al tatami a combatir.
Salió el 'pequeño' (con cariño) Matías Gómez al tatami, paisano manchego y siempre con la sonrisa en los labios. ¡Y Matías consiguió otro bronce para España! El 'subidón' iba en aumento. Cuatro de cuatro. Unos y otros nos mirábamos pensando que quizás alguno fallaría. ¿Serían Damián y Sandra en la final contra los turcos? A Sandra le tocaba competir antes que a Damián y algunos, entre ellos la que suscribe, pensábamos que una de las finales la ganaría España y la otra, Turquía. Pero de momento ya teníamos otro metal: el de Matías Gómez.

Matías Gómez con su medalla de bronce.
La salida al tatami de Lolo Raseo estaba cargada de tensión por lo explicado anteriormente: hasta ahora rozaba los metales, pero siempre se quedaba a las puertas... ¡hasta que ganó el combate contra un rival difícil! Ni más ni menos que un karateca francés y, teniendo en cuenta que Francia es muy buena en esto del karate, Lolo no pudo contener la emoción cuando se abrazó a Ángel Arenas. 

Lolo Rasero se abraza a Ángel Arenas tras ganar el bronce.
Luego, en el pasillo, el equipo técnico, el restos de compañeros... todos compartieron la alegría del karateca extremeño, mientras una servidora grababa 'sin ser vista'. ¡Momentos para la historia del deporte español! (Aunque el karate, y no lo olvidemos, no es sólo un deporte; es una filosofía de vida; es, y ése es el significado de Karate-Do, el 'camino de la mano abierta').


Cuando volvimos a la zona de entrenamiento, Sandra y Damián estaban plenamente concentrados en los katas que iban a ejecutar. Para la talaverana Sandra Sánchez ésta era su primera competición fuera de España y, aunque el propio presidente de la RFEK y su seleccionador sabían que era buena... quizás no imaginaban lo que esta 'pequeña gran' persona era capaz de conseguir. Porque sí, Sandra consiguió, con una impresionante ejecución del kara Papurem, imponerse a la karateca turca ¡y llegó el primer oro para España! Entonces comenzaron las sospechas: si ella había ganado a Turquía, ¿qué pasaría con Damián? ¿Compensarían los árbitros su decisión con la española y darían por ganador al turco que competía frente a nuestro karateca?

Sandra Sánchez se impuso a la karateca francesa en la final de katas.
Pero no, no fue así. Al igual que en otras competiciones se había 'visto' algún que otro 'desliz' de los árbitros en favor del país anfitrión, los expertos de la RFEK, incluso los periodistas de Canal+ que retransmitieron en directo las finales (besos a Josean), coincidieron en destacar la imparcialidad de estos en Estambul. 

Ivan Lean (izqda.), Chema de Dios (de pie), y los compañeros de Canal+ Deportes.
Damián, una vez más, subió a lo más alto de podio. Tras proclamarse campeón de Europa en katas individual, saltó literalmente sobre su seleccionador y entrenador desde que era pequeño, Miguel Ángel López. Daba la impresión de que los dos iban a rodar por el suelo... ¡pero no fue así!

Damián Quintero se abraza a Miguel Ángel López tras proclamarse campeón
de Europa.
La que esto está escribiendo no daba crédito. Una medalla detrás de otra. Sí, hacía fotos, vídeos, tuiteaba... pero a veces tenía que hacer un esfuerzo por no 'hincharme' a llorar. Más que nada porque si no, se me habría 'retirado el tuneado' de la cara y, además, y lo más importante, ni siquiera habría podido tener el pulso suficiente para recoger, con la cámara del móvil, esos momentos tan... (que cada uno le ponga el calificativo que quiera). Con Sandra y Damián, el Himno de España se escuchó en el Siner Erdem Sport Hall de Estambul. 

Damián Quintero, nuevo campeón de Europa en la modalidad de katas
individual.
Eso sí, en una versión super-hiper reducida, y lo dice una que está 'harta' (en sentido figurado) de escucharlo en decenas, si no cientos, de actos castrenses. Pero que conste que esa mini-versión era igual para todos los himnos. ¡Se ve que la organización no quería extenderse demasiado en las entregas de medallas! Por cierto, y hago un paréntesis, que el campeonato finalizó con una victoria turca y, a pesar de que el Himno del país dejó de sonar... las competidoras que estaban en el primer puesto de podium continuaron cantando la letra hasta el final.



Ya sólo quedaban en disputa el bronce del equipo femenino de katas, formado por Sonia García (que el año anterior, en el Europeo de Finlandia, había quedado campeona junto con Yaiza Martín y Margarita Morata), Paula Rodríguez y Sheila Jorge, las dos nuevas incorporaciones; y el oro del equipo masculino, actuales campeones del mundo y campeones de Europa: Damián Quintero, Fran Salazar y Pepe Carbonell.

El seleccionador de katas y el director técnico de la RFEK.
¿Sería posible que estas dos últimas medallas fueran también para España? La del equipo masculino, aunque muy probable, no era fácil. Se enfrentaban a unos de los mejores karatecas del mundo: los italianos. Y el bronce del equipo femenino... era un poco dudoso. Algunos -¡¡no digo nombres!!- no las tenían todas consigo, sobre todo por el bunkai, que es la aplicación del kata (conjunto de técnicas fundamentales en las que se basa el karate). Paula y Sheila se había incorporado recientemente al equipo y, aunque habían entrenado bastante bajo las 'órdenes' de Miguel Ángel López... lograr el ansiado metal no era tarea fácil.

Damián Quintero, Fran Salazar y Pepe Carbonell con los miembros del equipo
italiano de karate en la modalidad de katas.
Pero, Sonia, Paula y Sheila consiguieron la octava medalla para la Selección Española de Karate. ¡Misión cumplida! Bajaron del tatami y se abrazaron a Miguel Ángel López. Y después, Damián, Fran y Pepe hicieron lo mismo... ¡porque habían ganado el oro frente a Italia! Sí, sí, sí, "Impossible -definitivamente- was nothing", decíamos todos. 

Paula, Sheila y Sonia se abrazan a Miguel Ángel López tras ganar el bronce.
Esas imágenes quedarán para el recuerdo, y una servidora, a pesar de que los periodistas teníamos nuestro acotado cerca del tatami, corrió hacia el lugar opuesto, por donde iban a bajar los chicos... mientras los organizadores -uno de ellos español- acabaron mirando hacia otro lado. Gracias a todos ellos; tesekkür ederim.

El equipo masculino de katas corrió hacia su seleccionador y entrenador tras
proclamarse campeones de Europa.
Que España quedara primera en el medallero dependía de los últimos combates en kumite por equipos. Si Turquía ganaba, lo habríamos logrado. Y algunos de los que estábamos en la zona de calentamiento animábamos efusivamente a los karatecas turcos. Pero como ya todo parecía estar de nuestra parte, también ese sueño se cumplió. Antonio Moreno Marqueño fue el que nos trajo el papel en el que quedaba patente que el nombre de España había 'subido' al primer puesto del podio.


Abrazos entre compañeros, con los familiares que habían ido al campeonato, con karatecas de otros países... El 'fin de fiesta', además, fue espectacular. Música, miles de papeles de colores (¡vamos, confeti!) cayendo desde lo más alto del pabellón, sonrisas, cánticos, exaltación de la amistad... y todo lo derivado que podáis imaginar de esa 'borrachera' de medallas de la que, afortunadamente, fui testigo de primera mano. Porque eso, y no trabajar desde la redacción -aunque a veces sea inevitable-, es el periodismo. Estar en el lugar donde se produce la noticia. Y allí, una vez más (como cuando iba a Irak, a Bosnia-Herzegovina, a Pakistán...) estaba yo. Me consideré, lo confieso, una auténtica privilegiada.

Con Cristina Vizcaíno.
Esta que suscribe, que comenzó haciendo periodismo deportivo en radio (fútbol, eso sí), estaba ahora cubriendo un Europeo de karate en el que España había hecho historia. Nunca podré olvidar a esos chavales que tantas alegrías me dieron -en un momento en el que verdaderamente las necesitaba-; al equipo técnico -¡¡¡el doctor y el fisio se echaron las manos a la cabeza cuando les dije que había bebido agua del grifo, pero, al final, mi estómago superó el obstáculo!!!-...

El médico -izqda.- y el fisio de la Selección Española de Karate.
...a los árbitros españoles que estuvieron en el campeonato -porque, todo hay que decirlo, tenemos 'colegiados' de muy alto nivel en el karate-; a los miembros de la organización de la Federación Mundial y de la Federación turca, que me facilitaron lo 'infacilitable'; a los compañeros de Canal+ por su cariño, apoyo y amabilidad; a 'alguien' que, desde España, facilitó algunas gestiones (Agus, esto va por ti); a los padres de algunos competidores, que me trataron con mucho cariño -con los de Damián, Fran y Pepe tuve más trato y me parecieron estupendos-; y también a todos mis compañeros periodistas -sobre todo a los de Europa Press, Grada1TV, @Tenistabike y TVE-, que estuvieron al pie del cañón y dieron visibilidad a este arte marcial que, incomprensiblemente, todavía no está considerado deporte olímpico. 

Al regresar de Estambul, Sandra Sánchez fue entrevistada por TVE.
Ah, y a Chema, por compartir frío conmigo fuera del pabellón, arriesgándonos ambos a que luego nos echaran la bronca al subir al autobús (¡¡ya me entiendes!!); al presidente, por abrirme puertas a través de la Federación; y, sobre todo, aunque lo deje para el final, a mi maestro, Miguel Ángel López, por mostrarme cada día -con pequeñas 'broncas' incluidas- el 'camino de la mano abierta'.

De izqda. a drcha: Javier Pineño, Sandra Sánchez, Pepe Carbonell, Antonio Moreno,
Damián Quintero, Fran Salazar, Miguel A. López y Chema de Dios.

A todos -y espero que no se me olvide nadie-, gracias de corazón. Cuando necesitas alegría y la recibes, hay que agradecerlo, porque, como decía mi abuela, "es de bien nacidos ser agradecidos". Y que así conste. No os podéis imaginar lo mucho que me ha ayudado este 50º Campeonato de Europa Senior de Karate. ¡Hasta la próxima! ¡Oss!

Llegada de la Selección al aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas.
Fotos: M.Ángeles Moya.

domingo, 22 de marzo de 2015

España logra siete medallas en la primera jornada del Europeo de Estambul

La de hoy ha sido una jornada que podría calificarse de histórica para el karate español. De las siete medallas que se disputaban, la Selección Absoluta ha logrado subir al podio en las siete ocasiones. En dos de ellas, el Himno Nacional ha sonado en el Sinan Elder Sport Hall de Estambul, la capital turca, donde este fin de semana se disputan las finales del 50º Campeonato de Europa de Karate.

Sandra Sánchez, con el kata Papurem, ha conseguido imponerse a su rival turca, a pesar de que ésta 'jugaba en casa', y se ha colgado la medalla de oro del Europeo; seguidamente ha sido el hasta ahora subcampeón de Europa, Damián Quintero, quien también ha ganado a un karateca del país anfitrión con una ejecución técnica perfecta del kata Chatanyara Kusanku, y ha logrado así proclamarse campeón de Europa.

Ambos, Sandra y Damián, se han impuesto a sus oponentes por un 4 a 1 que les he llevado a lo más alto de podio. Con estas dos medallas de oro, más las cinco de bronce en kumite (combate) obtenidas a lo largo del día -conseguidas por Cristina Vizcaíno, Irene Colomar, Cristina Ferrer, Matías Gómez y Manolo Rasero-, España se sitúa en uno de los primeros puestos del medallero.

Este domingo les toca el turno a Paula Rodríguez, Sonia García y Sheila Jorge, que disputarán el bronce en katas por equipos; y a Damián Quintero, Francisco Salazar y Pepe Carbonell -actuales campeones del mundo en katas por equipos-, quienes se 'verán de nuevo las caras' con la Selección de katas italiana para defender el primer puesto del podio que alcanzaron el año pasado en el Europeo de Tampere (Finlandia), tras vencer, precisamente, al combinado italiano.

(Se autoriza la reproducción total o parcial del texto sin necesidad de citar la fuente. También se pueden difundir las fotografías del perfil de Twitter @mangelesmoya que se están tuiteando sobre el Campeonato de Europa que se disputa en Estambul).

sábado, 21 de marzo de 2015

Tres de tres: España logra sus tres primeros bronces en el Europeo de Karate de Estambul

La Selección Española de Karate ya ha conseguido los tres primeros metales para el combinado nacional en la categoría de kumite: los bronces de Cristina Vizcaíno, Irene Colomar y Cristina Ferrer, que eran las tres medallas que había en juego, durante la jornada de esta mañana, en el Sinen Erdem Sport Hal de Estambul, donde este fin de semana se están disputando las finales del 50º Campeonato Europeo Senior de Karate.

Esta tarde les toca el turno a Matías Gómez -que consiguió el tercer puesto del podio en el Europeo del año pasado de Finlandia- y a Lolo Rasero (ambos en la modalidad de kumite), que combatirán por el bronce; y a Damián Quintero -actual campeón del mundo en katas por equipos y subcampeón de Europa individual- y Sandra Sánchez, en katas individual, que se disputarán la final contra dos karatecas turcos.

Los seleccionadores de los competidores españoles son: en la modalidad de kumite, Ángel Arenas, y en katas, Miguel Ángel López. Por su parte, el presidente de la Real Federación Española de Karate es Antonio Moreno Marqueño y el director técnico de la Federación, José María de Dios. Por el momento, todos están satisfechos con los resultados que están obteniendo los karatecas españoles, y se muestran reservados a la hora de dar pronósticos para la jornada vespertina.

jueves, 19 de marzo de 2015

Damián Quintero y Sandra Sánchez, en la final de katas del 50ª Campeonato de Europa Senior de Karate

Damián Quintero y Sandra Sánchez
Será el sábado y ambos tendrán duros rivales. Los karatecas españoles Damián Quintero y Sandra Sánchez tendrán que medir sus 'fuerzas' sobre el tatami contra los turcos Mehmet Yakan y Dilara Bozan, respectivamente, que 'juegan' en casa, porque este 50º Campeonato de Europa de Karate se está celebrando, entre hoy y el domingo, en la ciudad turca de Estambul.

Damián Quintero, actual subcampeón de Europa (y campeón de Europa y del mundo en katas por equipos), ha visto cómo el karateca que le 'arrebató' el año pasado en Tampere (Finlandia) la medalla de oro, el italiano Mattia Busato, 'caía' precisamente en el tatami contra el turco al que se enfrentará Quintero en la final del sábado.

La gran sorpresa la ha dado Sandra Sánchez, que ha ido al Europeo en sustitución de Yaiza Martín (actual subcampeona de Europa). El seleccionador de katas, Miguel Ángel López Castellano, había realizado una apuesta arriesgada llevando a Sandra, que nunca había competido a este nivel, pero sabía que podía confiar en ella.

También el presidente de la Real Federación Española de Karate y Deportes Asociados, Antonio Moreno Marqueño, ha declarado desde Estambul que la de Sandra "no ha sido una sorpresa porque sabíamos que lo podía hacer". "En estos momentos tengo una felicidad que no puedo expresar con palabras", ha añadido.

Para llegar a la final, Damián Quintero ha dejado por el camino al croata Ivan Ermenc, al karateca de Azerbaijan Tural Baljanli, al finlandés Pasi Hirvonen y al que podía haberle arrebatado el pase a la final: el francés Vu Duc Minh Dack, que precisamente era a uno de los que más "respeto" le tenía Quintero, como así puso de manifiesto poco antes de partir hacia Estambul.

De izqda. a drcha: Sandra, Antonio Moreno Marqueño, Damián
y Miguel Ángel López Castellano.
Sandra, por su parte, ha conseguido vencer sobre el tatami a la francesa Sandy Scordo, a la eslovaca Katarina Longova, a Puleksenija Jovanoska, de la Antigua República Yugoslava de Macedonia (FYROM, por sus siglas en inglés), y a la alemana Jasmin Bleul.

Los resultados ya están sobre la mesa en la modalidad de kata individual. Hoy también les toca el turno a los karatecas españoles de kumite, entrenados por Ángel Arenas, y será mañana cuando se celebren las competiciones por equipos en el Sin Erdem Sport Hal de Estambul, un pabellón con capacidad para 16.500 espectadores.

Veremos de nuevo a Quintero, capitán del equipo que conforma junto con Pepe Carbonell y Fran Salazar, actuales campeones de Europa y del Mundo por equipos, y también al equipo femenino, compuesto por Sonia García (que ya formaba parte del equipo de katas) y dos nuevas incorporaciones: Paula Rodríguez y Sheila Jorge, en sustitución de Margarita Morata y Yaiza Martín.

Las finales de Damián Quintero y Sandra Sánchez, que podrán verse en directo por el Canal+ Deportes, se celebrarán el sábado a partir de las 17:00h.

(Se autoriza la difusión de texto y fotos sin necesidad de citar la fuente)

domingo, 15 de marzo de 2015

La Selección Española de katas, preparada para el Europeo de Estambul

El martes parten hacia Estambul para competir en el 50º Campeonato de Europa que este año se celebra en la ciudad turca entre el 19 y el  22 de marzo. La Selección Española de Katas, entrenada por Miguel Ángel López, intentará revalidar los títulos obtenidos en el anterior Europeo, celebrado el año pasado en Tampere (Finlandia).

En katas por equipos, tanto hombre como mujeres consiguieron el primer puesto del pódium. Y en la categoría individual, Damián Quintero consiguió un muy merecido segundo puesto, aunque en Estambul está decidido a ganar el oro que en Tampere 'le arrebató' el italiano Mattia Busato.

En el equipo femenino de katas hay importantes novedades. Miguel Ángel López sigue apostando por Sonia García, pero se 'han caído' de la Selección Yaiza Martín (actual subcampeona de Europa y tercera del mundo) y Margarita Morata, que ha sido sustituidas por Paula Rodríguez y Sehila Jorge.

Estos días, los karatecas españoles, tanto los que competirán en la modalidad de katas como los de kumite, bajo la dirección de Ángel Arenas, se están preparando para llegar a lo más alto en el campeonato. Hemos estado con la Selección Española de Katas en la concentración y esto es lo que nos han contado:

Equipo masculino de katas. De izquierda a derecha, Fran Salazar, Pepe Carbonell y Damián Quintero.


Equipo femenino de katas: De izquierda a derecha, Paula Rodríguez, Sonia García y Sheila Jorge.



(Se autoriza la reproducción y difusión de texto y vídeos sin necesidad de citar la fuente)

sábado, 14 de marzo de 2015

Los principales representantes del karate español, presentes en el 'nacimiento' de Grada 1

De izqda. a drcha: José María de Dios, Ángel Arenas, Antonio Moreno,
la directora general de deportes del Consejo Superior de Deportes, Ana Muñoz,
Matías Gómez y Damián Quintero.
El grupo de comunicación Secuoya "ha lanzado una fuerte apuesta por el deporte y los deportistas como representantes de los méritos más paradigmáticos de nuestra sociedad". Por ese motivo, y según anuncia la propia compañía, han iniciado un proyecto, Grada 1, para "implantar un modelo de distribución de contenidos deportivos, para conectar deporte y espectador" a través de una plataforma audiovisual en Internet.

El objetivo, explica el Grupo Secuoya en un comunicado, es ofrecer contenidos deportivos, segmentados por deportes (baloncesto, karate, ciclismo, running, etc.), a través de directos en streaming, vídeos actuales, históricos y contenidos de producción propia como tutoriales, entrevistas y reportajes. 

"Los contenidos de Grada 1 se nutrirán de varias fuentes: la producción propia con reportajes, entrevistas, tutoriales y material inédito, las retransmisiones deportivas a través de la adquisición de derechos de las exhibiciones y campeonatos internacionales más relevantes, y la selección de material ya disponible a través de YouTube u otras plataformas en la que podremos encontrar grabaciones de archivo, momentos clave y lo mejor que se mueva en la red sobre el deporte emergente".

En la presentación de Grada 1 estuvieron presentes los principales representantes del karate español: el presidente de la Real Federación Española de Karate (RFEK) y Deportes Asociados, Antonio Moreno Marqueño; el director técnico de la RFEK, José María de Dios; el seleccionador absoluto de kumite (combate), Ángel Arenas; el actual campeón del mundo en katas por equipos y subcampeón individual de Europa, Damián Quintero, y el tercero de Europa en kumite, Matías Gómez.

domingo, 1 de marzo de 2015

'Los nuestros', la nueva miniserie de Telecinco, agradece la colaboración del Ejército

Hugo Silva y Blanca Suárez. (Foto: Ejército de Tierra)
Este lunes Telecinco inaugura una nueva miniserie, 'Los nuestros', protagonizada por Hugo Silva y Blanca Suárez. Los actores, junto con el resto de miembros del reparto, contaron, para la preparación de sus papeles, con la colaboración de diferentes unidades del Ejército de Tierra. Por ello, en la rueda de prensa que dieron para la presentación de de la miniserie, los componentes del equipo de 'Los nuestros' no se olvidaron de agradecer el apoyo de los militares.

Hugo Silva, Blanca Suárez., y otras caras conocidas como Antonio Velázquez, Álvaro Cervantes o Luis Fernández, entre otros, contaron con la ayuda de efectivos del Mando de Artillería Antaérea (MAAA), Mando de Operaciones Especiales y del Regimiento de Infantería Ligera 'Soria' nº 9. Con ellos, y así lo resaltaron durante... (seguir leyendo).