"Sin unos ideales éticos

"Sin unos ideales éticos, un periódico podrá ser divertido y tener éxito, pero no sólo perderá su espléndida posibilidad de ser un servicio público, sino que correrá el riesgo de convertirse en un verdadero peligro para la comunidad".
Joseph Pulitzer

jueves, 22 de noviembre de 2012

Principales puntos conflictivos entre Israel y Palestina

Aunque podríamos remontarnos a antes de 1947 (cuando el actual territorio palestino-israelí pertenecía al imperio turco-otomano o, posteriormente, estaba bajo administración británica), se puede considerar ese año como el punto de partida de las tensiones entre ambos pueblos. El reparto del territorio que en 1947 hizo la ONU de una región hasta entonces bajo administración británica no fue, a juicio de los palestinos, ni justo ni, por consiguiente, homogéneo. Hasta esa fecha, los judíos ocupaban una mínima parte del territorio. Tras el reparto, su extensión territorial se amplió más de un cien por cien.

A partir de ese momento, los pueblos árabes se unieron para intentar expulsar a los judíos de la que estos últimos siempre han considerado su "tierra prometida". Una tierra a la que acudieron masivamente tras la 'llamada' internacional que se produjo tras la publicación, en 1896, del libro 'El Estado judío' de Theodorl Herlz, padre del sionismo moderno. En 1897 se celebró, organizado por Herzl, el primer Congreso Sionista Mundial en Basilea (Suiza). Y, en 1917, se produjo la Declaración de Balfour, manifestación formal del Reino Unido al banquero británico Lionel Walter Rothschild (miembro de la Organización Sionista Mundial) a favor de la creación de un hogar nacional judío.

Theodorl Herlz, abogado y escritor austrohúngaro, y corresponsal en París de un importante periódico austríaco, creó el movimiento sionista (una corriente política que preconizaba la vuelta de los judíos a Sión, una colina situada en Jerusalén) a raíz del caso del capitán Alfred Dreyfus, un oficial judío del Ejército francés acusado injustamente de...