"Sin unos ideales éticos

"Sin unos ideales éticos, un periódico podrá ser divertido y tener éxito, pero no sólo perderá su espléndida posibilidad de ser un servicio público, sino que correrá el riesgo de convertirse en un verdadero peligro para la comunidad".
Joseph Pulitzer

sábado, 27 de marzo de 2010

INTERNACIONAL: Preocupación en Haití ante la llegada de las lluvias


¿Se imagina a todos los habitantes de un término municipal como el de La Coruña viviendo en campamentos improvisados, hechos con sus propias manos, en los que todo su cobijo se redujese a unos cartones y unos retales unidos con palos y ramas para convertirlos en una especie de 'vivienda'? ¿Y se imagina que todos esos habitantes tuvieran que vivir así con unas condiciones meteorológicas quizás peores que las que hemos vivido este invierno en España? ¿Se imagina, en definitiva, que usted se encontrase en una de esas chabolas soportando fuertes lluvias y vientos huracanados?

Ésa es la situación en la que se encuentran, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), los 245.000 haitianos que viven en los 17 campamentos improvisados en los que la OIM está concentrando su atención y sus esfuerzos ante la inminente llegada del periodo de lluvias en el Caribe. Las inundaciones y deslizamientos de tierra que podrían producirse en los 500 'albergues' temporales que, según la OIM, se establecieron en Puerto Príncipe, la capital haitiana, tras el terremoto del 12 de enero, hace "aumentar la preocupación entre los organismos internacionales", tal y como se asegura desde Naciones Unidas.

"La OIM -asegura el portavoz de la Organización en Ginebra, Jared Bloch- continúa con los registros de esas personas para identificar sus lugares de origen y la situación general de sus familias. Se les está ofreciendo la opción de regresar a sus hogares si estos están en una situación segura, asentarse en un terreno donde ya se hayan retirado los desechos, permanecer con familias que los acojan o quedarse en centros temporales cercanos a su lugar de origen".

Y es que Haití, que ya era el país más pobre de América antes de que ocurriese el terremoto, sigue siendo el país más pobre del hemisferio occidental según el organismo de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO), aunque después del seísmo la situación se ha agravado. Melissa Fleming, portavoz de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), asegura que el país vive una gran "crisis humanitaria" y aunque la respuesta internacional al desastre "ya está en marcha, los esfuerzos de asistencia y los servicios aún no llegan a una parte significativa de la población". Porque, después del terremoto, más de 1,2 millones de haitianos perdieron sus casas. Por eso, las palabras de Cristina Castillo, técnico de la Unidad de Emergencias de la Cruz Roja española, lo dicen todo: "El futuro de Haití es no olvidarse de Haití".

Pulse aquí para efectuar donaciones para Haití a través de Cruz Roja.

(Foto: Luismi Ortiz / UME)